COMO OBTENER FUERZA INTERIOR – EXPERIENCIAS

Diapositiva1

Las experiencias de la vida pueden dejarte huellas muy profundas.

Las personas generalmente usan mecanismos de defensa para no tener que pasar por situaciones traumáticas, o si las pasan, sufrir lo menos posible. ¿Cuáles son los mecanismos más comunes de defensa? Veamos:

Diapositiva2

Esta persona está dispuesta a cuidar sus derechos, sus bienes, su familia, a través de una postura de inspirar miedo en los demás. Es fuerte a base de violencia. Siempre está con el rostro enojado o en tensión. Parece impenetrable

Diapositiva3

“Me doblo, pero no me quiebro”. Es un modo de vivir. Esta persona no está dispuesta a reconocer errores y siempre está a la defensiva.

Diapositiva4

Esta actitud es la de aquel que dice: “a mí no me entran balas, no permitiré que nadie me moleste ni me lastime. Voy a ignorar a todo el mundo”.

Esta persona se protege emocionalmente de los conflictos con una actitud de dureza, rechazando los conflictos o enfrentándolos de manera hostil.

Diapositiva5

Los griegos llamaban a esta postura estoicismo. Era una manera de ver la vida. Lo que ellos decían era que nada valía la pena. Había que vivir con la mayor sencillez posible, casi sin nada. ¿Perdía algo? No me importa. ¿Se murió alguien cercano? No me importa. ¿Me fallaron? No me importa. ¿No tengo plata ni trabajo? No me importa.

¿Has pasado por alguna de estas posturas? ¿Te ves identificado/a con alguna de ellas?

Todas estas posturas se basan en fuerzas humanas de encarar la vida. Si hubiera un versículo para estas personas sería:

“Conmigo estoy completo, no necesito de nadie, viva yo”. San Fortachón 6:66

LA POSTURA DEL APÓSTOL PABLO

Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.    Filipenses 4:12-13

EL VALOR DE LA EXPERIENCIA.

Pablo es fuerte por las experiencias de vida. Muchas personas han aprendido a lo largo de los años por las cosas duras de la vida. “¡Uh, sabés las cosas que yo he pasado..!”, dicen algunos con una actitud de sobrevivientes.

Pablo dijo:

Sé lo que es vivir humildemente (tener lo suficiente nada más).

Se lo que es tener abundancia (tener de más).

Sé lo que es tener hambre (no tener nada de nada).

Para saber todas estas cosas, las tuvo que pasar. Las experiencias de la vida le dejaron una enseñanza especial. ¿Fue la casualidad, la suerte, o qué fue lo que le hizo vivir tales experiencias?

Pablo ve que había un plan de Dios para que aprendiera todo lo que aprendió. Por eso dijo: “en todo y por todo he sido enseñado”. Lo que significa: “la escuela de Dios me enseñó todo y no fueron mis propias fuerzas, todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Diapositiva9

Estar en Cristo es vivir en Él, unido a Él, ungido por Él.

La palabra Cristo significa ungido o, unción. Yo no puedo ungirme a mí mismo. La unción es una figura de la autoridad que se la da a alguien para funcionar en nombre de otro. Los elementos de la unción son: el que unge, el aceite y el ungido.

El que unge es Jesús, el aceite es el Espíritu Santo y el ungido soy yo.

Cuando pido la unción del Espíritu, entonces el poder se manifiesta, las fuerzas interiores llegan, actúo en el Nombre de Jesús y “todo lo puedo en, por Él que me fortalece”.

¡Basta de imitar al mundo en su manera de fortalecerse frente a la vida! Usemos las herramientas que Dios nos dio. La unción santa vendrá sobre tu vida y serás fortalecido en tu espíritu por el Fortalecedor.

La vida cristiana no consiste en palabras sino en poder, y el poder viene del Poderoso, de Cristo que me fortalece.

COMO OBTENER FUERZA INTERIOR – MOTOR

Diapositiva1

Cuando estás desanimado a veces nada te puede levantar, ni las palabras de tus amigos. A veces te dicen: “¡vamos, tú puedes, vamos, ánimo!” y esas palabras no significan nada en ese momento porque no hay fuerzas para salir adelante.

Cuando estás en medio de una situación difícil como una pérdida, un fracaso, una decepción, un quebranto, una desilusión, las palabras no penetran la coraza del desánimo.

Josué, un general de Israel, estaba pasando por una situación muy angustiante. Su mentor, su amigo y líder había muerto. Moisés fue su padre espiritual por 40 años. Lo había servido fielmente en los momentos más difíciles del cruce del desierto. Ahora ya no estaba y Josué no sabía qué hacer.

¿De dónde obtendría las fuerzas para seguir adelante? Casi dos millones de personas estaban observándolo para ver que debían hacer.

Fue en ese momento cuando Dios habló con él.

Jos 1:6-9  »Sé fuerte y valiente, porque tú serás quien guíe a este pueblo para que tome posesión de toda la tierra que juré a sus antepasados que les daría. 7  Sé fuerte y muy valiente. Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda. Entonces te irá bien en todo lo que hagas.  8  Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.  9  Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas”».

 

Diapositiva3

Dios le dijo a Josué: “Te necesito fuerte y valiente porque tú harás realidad lo que le prometí a mi pueblo Israel”

Dios había hecho una promesa a Moisés y ahora necesitaba a Josué para que sea el ejecutor de ella. Josué iba a pasar a la historia como el hombre que hizo entrar a Israel a la Tierra Prometida.

Cuando hay un propósito más grande que nosotros mismos, no podemos darnos el lujo de darnos por vencidos. Debemos seguir adelante con fuerzas renovadas. Donde no hay propósito de vida, no hay motivos por los cuales seguir adelante.

¿De dónde sacaría fuerzas para esta tarea tan grande?

Diapositiva4

Nuestros mentores, nuestros pastores y padres espirituales nos marcan el camino a seguir. Haremos bien en recordar sus consejos, su ejemplo y su fe para encontrar fuerzas renovadas.

Hebreos 13:7  Acuérdense de los líderes que les enseñaron la palabra de Dios. Piensen en todo lo bueno que haya resultado de su vida y sigan el ejemplo de su fe.  

A veces quitamos o agregamos cosas a los consejos y direcciones que nos dan nuestros líderes y pastores. En un mundo de opiniones, todos opinan y se creen con derecho de saber más que los que saben. Pero Dios le dijo a Josué que no se aparte de las instrucciones de Moisés ni a derecha ni a izquierda.

¿Por qué? Porque entonces le iría bien en todo lo que haga. Dios no pasa por alto la obediencia a los líderes que nos conducen y lo recompensa con bendición.

Diapositiva5

¿Solo basta con recordar las instrucciones del pasado? No. Hay que seguir buscando la voluntad de Dios en su Palabra y recibir revelación fresca cada día. Meditar significa estar muy concentrado en la Palabra y eso debe estar en mi mente día y noche. Cuando llenamos la mente con la Palabra, entonces pensaremos y actuaremos de acuerdo con ella.

El versículo 8 tiene tres palabras clave:

Estudia: No solo hay que leer la Biblia sino estudiarla. Hay muchos métodos muy buenos para hacerlo y no son difíciles de conseguir. Comentarios, diccionarios, artículos y libros de especialistas te pueden servir para hacer más profundo tu conocimiento de la Palabra de Dios.

Medita: La meditación es la concentración sobre lo que se ha estudiado. Eso debe hacerse día y noche. La Palabra de Dios debe llenar tu mente todo el día para aprovecharla al máximo. Piensa en lo que leíste, captura lo que es para tí en este momento y aplícalo a tu vida personal.

Obedece: no solo hay que estudiar y meditar la Palabra de Dios. Hay que obedecerla. Ese es el paso decisivo sobre la revelación. Sin obediencia, la Palabra de Dios se transforma en nuestro juez porque sabiendo la verdad, no hemos actuado en consecuencia.

Las fuerzas renovadas vienen de una revelación renovada de la Palabra de Dios ya que ella nos renueva la fe. ¿Resultado? ¡Prosperidad y éxito en todo lo que hagas!

Diapositiva6

La frutilla del postre va al final, ¿no? Es bueno recordar los consejos de nuestros líderes y aún estudiar diligentemente la Palabra de Dios, pero si el Señor no está con su presencia, de nada nos sirve.

Moisés lo sabía muy bien y Josué se lo había escuchado decir cuando hablaba con Dios en el Monte.

Éxodo 33:14-17  El SEÑOR le respondió: —Yo mismo iré contigo, Moisés, y te daré descanso; todo te saldrá bien.  15  Entonces Moisés dijo: —Si tú mismo no vienes con nosotros, no nos hagas salir de este lugar.  16  ¿Cómo se sabrá que me miras con agrado —a mí y a tu pueblo— si no vienes con nosotros? Pues tu presencia con nosotros es la que nos distingue —a tu pueblo y a mí— de todos los demás pueblos de la tierra.  17  El SEÑOR contestó a Moisés: —Ciertamente haré lo que me pides, porque te miro con agrado y te conozco por tu nombre.  

Las fuerzas vienen del Señor y su presencia. Vive en su presencia y te irá bien. Él renovará tus fuerzas cuando parece que la vida es muy complicada y te dará éxito en todo.

CONCLUSIÓN

Tu vida debe tener un motivo por el cual ser vivida. Dios nos ha dado un motivo eterno: fuimos hechos para alabanza de su nombre. Nuestras vidas deberían reflejar a Jesús, del cual se dice que sufrió la Cruz, sin importar la vergüenza que ella significaba porque había un motor de vida, un propósito por el cual sufrir: salvar a la humanidad.

¿Cuál es el motor de tu vida?

COMO OBTENER FUERZA INTERIOR: VISIÓN

Diapositiva1

Todos nosotros percibimos el mundo que nos rodea con nuestros sentidos. La vista, el olfato, el gusto, el tacto y el oído fueron creados para poder interactuar con lo que pasa a nuestro alrededor. Todos estos sentidos son importantes y cada uno tiene una función especial, pero la vista es uno de los más importantes.

La mayoría de las personas tiene vista, pero no tiene visión. Gente que tenga ojos es muy común, pero gente que vea son bastante raros.

Diapositiva7

ABRAHAM

Dios le dijo a Abraham lo que solo la visión podía ver. Él le dijo: “Dentro de ti hay una nación entera, no importa que todos vean tu ancianidad y que tu esposa es estéril y anciana porque tendrás tantos descendientes que no podrás contarlos”.

Quizás ahora estás viendo lo que te sucede, todo lo que tienes para pagar, tu enfermedad, tu problema familiar y dices: “la realidad no se ve nada buena”. Vivir por vista te puede llegar a enfermar, pero vivir de acuerdo con una visión te puede salvar la vida.

La visión es la habilidad de ver las cosas como éstas deberían ser.

PENSAMIENTOS Y PALABRAS

Los pensamientos son lo más importante en este mundo. Son más importantes que las palabras porque las palabras proceden de los pensamientos. Pero, aunque los pensamientos son la cosa más importante, las palabras son la cosa más poderosa. Los pensamientos diseñan el futuro, pero las palabras lo crean. Dios diseñó en su mente infinita todo el Universo incluidos la Tierra y la Humanidad, pero fueron sus palabras las que lo trajeron a la realidad.

Diapositiva9

Nos debilitamos cuando solo soñamos con lo que nos gustaría que fuera nuestra realidad, pero nos empezamos a fortalecer cuando la hablamos, la declaramos y la esperamos.

A IMAGEN Y SEMEJANZA

En Génesis 1:26 Dios dice: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”.

La palabra “imagen” significa “del mismo carácter moral y espiritual”, mientras que “semejanza” significa “funcionar tal como”. Fuimos creados para vivir ce acuerdo a la naturaleza de Dios y funcionar como Él funciona en el mundo.

En Jeremías 1:12, Dios declaró: “Yo velo sobre mi palabra para cumplirla”. ¿Qué significa eso? Que no solo hay que hablar, sino seguir “trabajando, estar atento, diligente a la visión y la palabra hablada” hasta que ésta se cumpla. No es solo hablar lo que deseo o lo que Dios me reveló que hable, sino funcionar como Dios funciona orando sobre esa palabra sin desmayar hasta que se haga realidad.

VER LOS PROBLEMAS COMO OPORTUNIDADES

Hace muchos años, dos hombres caminaban por las calles de Bombay, la capital de la India y estaban observando la miseria, el hambre y la pobreza de la gente en las calles. Al verlos a todos ellos descalzos uno de los hombres dijo: “me da tanta lástima toda esta gente descalza, sin zapatos caminando por las calles buscando algo de comer”, mientras que el otro decía: “aquí hay una necesidad que se puede cubrir si nos ponemos a trabajar”. Ese hombre se volvió el más grande comerciante de zapatos de Estados Unidos y pudo ayudar a muchísima gente de la India a tener su primer par de zapatos. Donde unos solo ven una necesidad, otros ven una oportunidad.

LA VISIÓN VE LO QUE LOS OJOS NO VEN

La realidad puede ser muy dura si la ves con los ojos naturales. Así nos cuenta la historia de Eliseo el profeta y su siervo Giezi. Israel estaba en guerra y los ejércitos extranjeros estaban a punto de atacar. La situación no se veía nada buena. Así nos relata la Biblia:

2Reyes 6:15  Al día siguiente, cuando el sirviente del hombre de Dios se levantó temprano y salió, había tropas, caballos y carros de guerra por todos lados. —¡Oh señor! ¿Qué vamos a hacer ahora? —gritó el joven a Eliseo. 16  —¡No tengas miedo! —le dijo Eliseo—. ¡Hay más de nuestro lado que del lado de ellos!  17  Entonces Eliseo oró: «Oh SEÑOR, ¡abre los ojos de este joven para que vea!». Así que el SEÑOR abrió los ojos del joven, y cuando levantó la vista vio que la montaña alrededor de Eliseo estaba llena de caballos y carros de fuego.

 

CONCLUSIÓN

Vivir por vista te debilita, pero vivir por fe te fortalece. No solo debes creerlo sino también hablarlo y esperarlo. La fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Y sin fe, es imposible agradar a Dios.

Oremos ahora para que haya visión, oremos como Eliseo: “Oh, Señor, ¡abre nuestros ojos para ver ahora que más son los que están con nosotros que los que están en contra”!

 

 

CÓMO OBTENER FORTALEZA INTERIOR (en un mundo agotado)

Diapositiva1

Este mundo no tiene compasión de los débiles. No está diseñado para ayudar a los que se rindieron. La matemática del mundo tiene una sola fórmula: Cuanto más débiles sean los seres humanos, menos competencia serán. Es así.

Pasa a nivel de las naciones. Las más ricas esclavizan a las más pobres para hacerse más ricas. Les prestan plata porque saben que no la van a poder devolver y se quedarán con sus recursos naturales. Es así.

Los bancos te dan una tarjeta de crédito para darte la ilusión que podés tener lo que quieras en cuotas, pero te esclaviza con intereses que no podrás pagar y cuando ya no des más, te quitarán la casa o el auto o lo que tengas. Es así.

¿QUIÉNES GANAN CUANDO TE DEBILITAS?

Los seres humanos ocupamos un lugar en el mundo. El potencial que hay en cada ser humano es infinito. Si se dan las condiciones, cualquiera de nosotros puede ser una persona de influencia mundial.

Pero, eso sí: en todo terreno donde quieras avanzar vas a encontrar oposición. Trata de avanzar en el área de la educación, en las comunicaciones, en la cultura, en las finanzas, en el gobierno y verás cuántos enemigos harás de repente. La cima del mundo está ocupada por unos pocos que no admiten competencia alguna. Es así.

Cuando te debilitas, alguien gana tu espacio en el mundo. Cada lugar que abandones, lo ocupará otro más ambicioso que vos.

Diapositiva3

EL VERDADERO PADRE DE LA PATRIA

Se dice de San Martín que fue el padre de la patria argentina porque fue su libertador.

En el pasaje que leímos Pablo hace un juego de palabras entre Padre (en griego se dice “pater”) y familia (que en griego se dice “patria”). Él dice: yo oro al PATER que le da nombre a toda PATRIA en los cielos y en la tierra.

Diapositiva5

Dios es Padre y la muestra más dramática de la relación Padre – Hijo, la vemos entre Dios y Jesús. Jesús fue UNO con el Padre. A veces pensamos que tener una relación con Dios es bueno, y es así. Pero ser UNO con el Padre es la meta. Jesús decía: “Yo y el Padre, uno somos.” (Juan 10:30)

Sólo crean que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí; o al menos crean por las obras que me han visto hacer.  Juan 14:11

Cuando somos UNO con el Padre, el poder y la fortaleza fluyen desde Él hasta nosotros de una manera natural y continua.

Diapositiva6

¿Qué significa “patria”? Significa linaje, herencia. Pablo está diciendo que cuando se arrodilla para orar, lo hace delante del Padre que nos dio su nombre, su apellido. Somos del linaje de Dios, somos personas especiales, no somos un número más en este mundo. No somos un número de documento ni de obra social, ni de tarjeta de crédito. Somos hijos de Dios. El mundo te pide tu número de documento para hacer cualquier trámite, pero Dios no te da un turno para dentro de 3 meses y no te pide DNI para escucharte, te escucha porque eres su hijo/a.

2Timoteo 2:19 dice:  Pero la verdad de Dios se mantiene firme como una piedra de cimiento con la siguiente inscripción: «El SEÑOR conoce a los que son suyos»

Tu patria es el conjunto de hermanos que Dios te dio, tanto los que están en el cielo ahora, como los que están en la Tierra y debemos procurar ser UNO entre nosotros como Jesús es UNO con el Padre.

Diapositiva7

GLORIOSAS RIQUEZAS

16 le pido que de su gloriosa riqueza os dé interiormente poder y fuerza por medio del Espíritu de Dios

Dios es Todopoderoso, rico en poder y fortaleza. Él puede fortalecerte físicamente, emocionalmente, pero por sobre todo, el puede fortalecer tu corazón, tu mente. ¿Cómo lo hace? Por medio del Espíritu Santo que te dio.

Si sabes que el Espíritu Santo está dentro tuyo, ¿para qué está? Jesús le llamó “el ayudador”, “el fortalecedor”, “el confortador”.

¿Cuál es tu relación con el Espíritu Santo? ÉL es Dios en tu corazón y tiene el poder de la resurrección.

No hay manera que te puedas debilitar si recurres a su poder. Él te dará poder y fuerzas para salir victorioso de cualquier batalla. EL poder es interno y las fuerzas son externas.

Lo que eres afuera es resultado de los que eres adentro. Mira lo que dice el Señor a su pueblo que confía en Él:

Isaías 40:29  Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles.  30  Hasta los jóvenes se debilitan y se cansan, y los hombres jóvenes caen exhaustos. 31  En cambio, los que confían en el SEÑOR encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán.

 

Oro que recibas este mensaje con fe y te fortalezcas interiormente con la certeza que si eres UNO con el Padre y UNO con la familia de Dios, serás invencible. ¡Así sea!!

¡Usa tu mente de una vez!!

cambia-tu-mente

“¡Usa la cabeza!” me decía mi papá cuando hacía algo sin pensar las consecuencias de mis actos. La verdad es que no usar lo que Dios nos dio es un desperdicio. Si todas las personas usaran un poco más la facultad de pensar antes de hablar o de actuar, las cosas serían diferentes.

DIOS TIENE PENSAMIENTOS                                                                                                      Una vez, Dios reveló sus propios pensamientos cuando dijo:

“Yo sé los pensamientos que tengo acerca de ustedes, pensamientos de bien y no de mal, para darles un futuro y una esperanza” Jeremías 29:11

En este versículo vemos que Dios tiene:

a. Autoconciencia. “Yo sé los pensamientos que tengo”. Dios no solo piensa, sino que está consciente de  sus propios pensamientos.

b. Autoevaluación. “Pensamientos de bien y no de mal” Dios es capaz de distinguir lo que está bien de lo que está mal dentro de sus propios pensamientos.

c. Anticipación. Dios es capaz de percibir que los pensamientos que tienen llegarán a un resultado.

Tú fuiste hecho a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto también tienes esas tres cosas como patrones de tu pensamiento. Entonces, solo es cuestión de usar lo que Dios te dio. Honramos a Dios cuando usamos sus dones maravillosos para bendecir y beneficiar a otros.

UNA MENTE UNGIDA                                                                                                                      San Pablo decía que nosotros podemos entender cosas que van más allá de lo terrenal. Podemos entender las cosas espirituales y celestiales porque tenemos la mente de Cristo. Esta palabra, Cristo, significa “ungido, unción”.

Pues, «¿Quién puede conocer los pensamientos del SEÑOR? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a él?”. Pero nosotros entendemos estas cosas porque tenemos la mente de Cristo.  1 Corintios 2:16

La palabra mente tiene aquí el siguiente significado:

a. Conciencia reflexiva. Yo puedo darme cuenta que puedo pensar y al hacerlo le doy lugar a los pensamientos.

b. Conciencia de percepción y comprensión. Mi mente es capaz de percibir palabras, hechos, circunstancias y sucesos y poder comprenderlos e incorporarlos.

c. Conciencia de emociones, juicios y determinaciones. Mi mente puede sentir la influencia emocional de lo que me pasa o de lo que percibo que me pasa, emitiendo un juicio valorativo y activando una decisión en base a esto.

Imaginemos lo bueno que sería que hagamos de nuestros pensamientos una herramienta que Dios pueda usar para comprender sus revelaciones, sus pensamientos, su voluntad. Nuestra mente ha sido redimida de la maldición de la vieja naturaleza. Ahora podemos comprender cabalmente las cosas eternas, las espirituales. Dios acomoda lo espiritual a lo espiritual y nosotros llegamos a comprender sus pensamientos porque tenemos una mente ungida por Dios.

Seguiremos…

¿Sirve de algo arrepentirse?

arrepentimiento“¡Estoy arrepentido, por favor perdóname!” es una frase que se escucha muy poco hoy en día. Pero, ¿podemos creer en esas palabras? La persona arrepentida ¿está diciendo la verdad? Te invito a que investiguemos un poco más el tema para tener luz.

ARREPENTIMIENTO NO ES:

REMORDIMIENTO

El remordimiento es el dolor interno por haber causado algún mal a alguien o a uno mismo. Es una sensación de frustración y desilusión con uno mismo por haber fallado.

Si el remordimiento no avanza un paso más hasta el verdadero arrepentimiento, solo se queda en el corazón de la persona que lo siente. La mente tiene incontables recursos para suprimir ese dolor con justificaciones como: “bueno, no es para tanto”, “todos cometemos errores”, “me parece exagerada tu reacción”, “un poco de culpa tienes tú también”, “no pude evitarlo”, etc., etc. Si ese mecanismo le funciona, al fallar otra vez, lo volverá a usar. Con el tiempo, la persona se acostumbra a sentir ese dolor y cada vez lo siente menos. Se vuelve un insensible al dolor de los demás y termina siendo un cara dura.

VERGÜENZA DE HABER SIDO DESCUBIERTO.

La vergüenza es ese sentimiento de pérdida de dignidad al cometer una falta, es la incomodidad que  se percibe al verse expuesto delante de una o varias personas y quedar en ridículo.

La vergüenza no es arrepentimiento porque no habría aparecido si no lo hubieran descubierto “con las manos en la masa”. ¿Qué hubiera pasado si no lo descubría nadie? ¡Nada! La persona hubiera seguido haciendo lo que hacía “sin vergüenza”.

EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO

ELEMENTOS:

Tristeza: Es dolor profundo por haber herido o causado algún perjuicio a otra persona. Involucra el ponerse en el lugar del otro, empatía. La tristeza que no se resuelve, puede transformarse en depresión, lo que agrava la situación.

Culpa: es la negligencia, el descuido en calcular los posibles daños que pueden causar nuestras acciones. Es no estar atentos a las consecuencias negativas de nuestros actos. Tengamos en claro que no es lo mismo que “sentirse culpable”, ya que culpa es un término legal que define una actitud antes de que ocurran las cosas.

Confesión:  La persona arrepentida da un paso más allá del dolor y la culpa. Pide disculpas, perdón, sin justificaciones. Al confesar, da todos los detalles de sus actos sin ocultar ni omitir nada. También expresa su deseo de reparar el daño en lo posible. Esto primero lo hace ante Dios y luego ante la persona.

Restitución: El último paso es reparar lo que se dañó. Si fueron cosas, cosas, si fue confianza, confianza, si fue reputación, reputación, y así sucesivamente. Devolver lo robado, si es necesario con intereses. Esto se llama “fruto de arrepentimiento”. SI la ofensa fue en público, la restitución debería ser en público. No es necesario solo hablar pidiendo perdón, se tiene que ver en acciones.

Juan el Bautista tenía muy en claro este concepto cuando los fariseos de su época iban al Río Jordán a bautizarse “arrepentidos”.

Pero al ver que muchos fariseos y saduceos llegaban adonde él estaba bautizando, les advirtió: «¡Camada de víboras! ¿Quién les dijo que podrán escapar del castigo que se acerca?  8  Produzcan frutos que demuestren arrepentimiento.  Mateo 3:7-8

Los frutos del arrepentimiento son la confesión y la restitución, primero a Dios, luego a la o las personas que hayamos perjudicado.

¿Sirve este tipo de arrepentimiento? ¡Sí! Porque restaura las relaciones y renueva la confianza. Uno no es más débil por reconocer y confesar su error, sino lo contrario, da muestras de una valentía que hoy no se ve demasiado. ¡Adelante!

La ira congelada (Última parte)

DEPRE

La depresión es el resultado de conflictos que surgen a partir de la negación de algo que se desea, la incapacidad de obtenerlo por demandas irreales, o por pérdidas que no llegan a aceptarse totalmente. El resultado es una sensación de fracaso, de abatimiento, de impotencia y desconcierto. Se cae en un pozo donde no se ve la luz.

CONDICIONES QUE HACEN ESTALLAR LA DEPRESIÓN

  • La desilusión por no lograr algo o una pérdida.
  • Pérdida de la confianza en una persona que ha fallado en darnos amor, apoyo, aprobación.
  • Los sentimientos de hostilidad e ira, las ganas de vengarse, de expresar violencia  que generan las anteriores cosas y que no se pueden llevar a cabo porque son acciones demasiado malas.
  • La muerte de un ser querido, fuente de amor y de apoyo.
  • La muerte de alguien a quien le teníamos bronca y que puede traer sentimientos de culpa por haber abrigado esos pensamientos.
  • El fin de la etapa del trabajo, la jubilación.

La depresión es el resultado de intentar controlar los impulsos hostiles y violentos que genera la pérdida o la desilusión. Al no poder la persona expresar correctamente sus emociones, sus sentimientos, éstos se vuelven internos y se instalan en el inconsciente.

Son muy importantes para el deprimido quienes lo acompañan en este proceso. La ayuda profesional orientada a que la persona puede expresar sus emociones, sentimientos y hasta hostilidad, pueden ser muy beneficiosas.

La Biblia dice:

“Mientras guardé silencio, mis huesos se fueron consumiendo por mi gemir de todo el día. Mi fuerza se fue debilitando como al calor del verano”  Salmo 32:3-4

El estado de la persona que escribió este Salmo es de tristeza, angustia y depresión porque no podía resolver un asunto con Dios. Había fallado, había pecado y no había confesado su pecado. El silencio, el no hablar del asunto, lo estaba enfermando.

La persona deprimida se va del mundo para no enfrentarlo. Al retirarse, se da cuenta que el mal está en él, se censura y se condena.

Si estás pasando por una condición parecida, no tardes en hablar con la persona adecuada, pero especialmente habla con Dios, quien te conoce desde antes que nacieras. Solo Él puede escuchar sin condenar, sin censurar. Sé sincero con tus sentimientos expresándolos sin reprimirte porque ahí está el secreto de tu sanidad emocional.

La ira congelada (3ra parte)

perfeccionismoLa persona con rasgos de depresión tiende a comportarse de manera excesivamente correcta y restringida. Toma la vida demasiado en serio y casi nunca se la ve riendo a carcajadas porque ha perdido la espontaneidad. Es muy meticuloso, detallista, perfeccionista.

¿Por qué se vuelve una persona así? Porque cree necesario ver un orden en algún aspecto de su vida que por dentro está hecha un total caos. Al no poder arreglar su interior, trata de arreglar el exterior y así disimular su lucha. Para esta persona, como para cualquiera, sentirse bien es una necesidad fundamental. Encuentra en el orden, la limpieza, la perfección, su fuente de alegría. Así ganan la aprobación de los que ven su trabajo tan esforzado y suple por un momento la necesidad de aceptación que tanto anhela.

TRABAJADORES COMPULSIVOS

La persona con rasgos depresivos puede trabajar mucho y asumir muchas responsabilidades. Se jacta de su capacidad de trabajo y de sus éxitos, porque los tiene. Es esclavo del trabajo y le va bien en eso. Ahora, es muy difícil llevarse bien con él porque sus estándares de trabajo son muy altos y vive sufriendo a los demás que no trabajan a su ritmo o su nivel de excelencia.

Al ser resistidos y rechazados por su nivel de exigencia y perfección, se vuelven más intolerantes y se vuelcan más a su obsesión.

EL AMOR HACIA LAS COSAS

Como mantiene alejados a sus amigos y familiares, se vuelca al amor por las cosas. Le dan su cariño, su dedicación como por ejemplo aquellos que viven para sus autos. Los limpian, los lustran, los cuidan de manera extrema porque los autos no pueden decir nada, no pueden rechazarlos, menospreciarlos o desobedecerlos.

Lo mismo sucede con el amor extremo por las mascotas, que llegan a ser sus amigos y hasta sus hijos ficticios.

HAMBRE DE AMOR

En el fondo, estas personas buscan dos cosas que parece que nadie puede darles: amor y aceptación. Tienen un deseo desesperado por cariño pero la buscan en el lado incorrecto.

En la Biblia, el Salmo 42:1-2 dice:

1 Como el ciervo anhela las corrientes de las aguas, así te anhelo a ti, oh Dios. 2  Tengo sed de Dios, del Dios viviente. ¿Cuándo podré ir para estar delante de él?

Esta poesía expresa el dolor por la pérdida de las buenas cosas de la vida, pero está dirigida a Dios quien puede suplir y actuar para que las cosas cambien. La queja y el dolor están bien dirigidas hacia su Padre Eterno. ¿Por qué no haces lo mismo si estás en esta situación de angustia? Ora al Señor para que Él tome el control de la situación y veas la luz al final del túnel. ¡Así sea!

LA IRA CONGELADA (2da Parte)

640

La ira, la bronca o la angustia que se mantiene en el tiempo, se puede transformar en depresión. ¿Cuándo nos damos cuenta que estamos entrando en ese estado tan complicado? Veamos varias alarmas que tenemos que tener en cuenta:

1.DEMASIADA SERIEDAD

¿Te has vuelto demasiado serio/a? La seriedad se nota en la cara y en las actitudes corporales. No es que siempre fuiste así, te has vuelto así. Es como decirse a uno mismo: “no sé que gracia le encuentran a la vida cuando es tan amarga”.

2. ESCRUPULOSO

escLos escrúpulos son las dudas o inseguridad que siente una persona ante una decisión. Muchas veces se quedan trabadas sin saber qué hacer. Aunque tener escrúpulos es algo sano en el sentido de no tomar decisiones a la ligera, la persona con rasgos de depresión está totalmente indecisa, estancada en cuanto lo que es bueno o malo para hacer.

3. POCO HUMOR

Ya no se pueden compartir tiempos buenos con la persona en depresión porque no está dispuesta a reírse, a hacer chiste sobre sí misma, o a aceptar los chistes de otros. La risa se ha escapado, hace mucho que no se ríe a carcajadas porque no encuentra ningún motivo de risa. La tristeza lo apagó, lo desenchufó de las cosas positivas y hermosas que tiene la vida como por ejemplo pasar un buen rato de alegría con familiares o amigos.

4. POCA IMAGINACIÓN

Este es otro rasgo de la depresión, la falta de salidas, de ideas, de buscar maneras de mejorar. Siempre se da vueltas sobre el mismo tema. No se encuentran maneras de expresar lo que se siente, por lo tanto se entra en confusión e impotencia. Eso traba la mente y el alma para encontrar una solución, una luz al final del túnel.

5. GRAN CAPACIDAD DE INQUIETUD Y PREOCUPACIÓN.

La persona depresiva vive ansiosa, preocupada. Su mejor don es saber preocuparse.  Se preocupa antes, durante y después del acontecimiento. Entra en ansiedad por lo que pasa, por lo que pasó y por lo que podría haber pasado.

Nunca es suficiente la cantidad de preocupación, siempre parece haber más.

Este comportamiento lo lleva a juzgar a los demás como despreocupados, negligentes, sin corazón. El depresivo es muy crítico con las demás personas porque no llegan al grado de preocupación que ellos tienen de las cosas.

La Biblia dice:

“Devuélveme la alegría otra vez;”    Salmo 51:8

¿Puede Dios devolverte la alegría, las ganas de vivir, el equilibrio emocional? ¡Por supuesto! Sólo es necesario acercarse a Él sinceramente para expresarle lo que sientes y cómo lo sientes para que Él comience a obrar sanidad en tu alma. ¡Hacelo ahora y Él te escuchará!

No te pierdas la próxima entrada donde hablaremos más de este tema apasionante.

LA IRA CONGELADA (Primera parte)

llora

“Felices los que lloran, porque recibirán consolación”

Jesús

Cuando Jesús dijo estas palabras, miles de personas lo estaban escuchando. El sabía que lo que dijera iba a tener mucha trascendencia, por eso eligió las palabras correctas para que todos entendieran.

¿Por qué pueden llegar a ser felices los que lloran? Porque son candidatos a la misericordia de Dios, a su compasión por la situación en la que se encuentran.

¿Qué quiso decir Jesús con estas palabras? Veamos:

LOS QUE LLORAN

La palabra que Jesús usó para “llorar” es más que derramar lágrimas por algún acontecimiento triste o infortunado. Es más una aflicción reservada, refrenada, encerrada, que generalmente no se expresa externamente. Es un desaliento profundo que puede bien llamarse depresión.

Es muy diferente a la congoja que es la reacción natural frente a un problema o un acontecimiento doloroso. La congoja dura un tiempo y luego se va. Pero la depresión es la angustia, el dolor internalizado durante mucho tiempo. Es una excesiva tristeza, un abatimiento, decaimiento. Estos sentimientos son desproporcionados a la causa y como pasa el tiempo sin ver una solución, generalmente se termina ignorando la verdadera fuente de la tristeza.

Enayudartonces, en la congoja la pérdida es objetiva y externa, mientras que la depresión es la pérdida interna, una aflicción refrenada. Es la pérdida del propio yo, de la identidad, de las ganas de seguir adelante por no tener ya un propósito, un motivo para vivir.              La congoja desaparece luego de un tiempo, pero si se extiende, baja de la superficie y pasa al subconsciente para instalarse allí y ser una de las razones para la depresión.

SERÁN FELICES!

Jesús usó a propósito la palabra “felices, dichosos, bienaventurados” que quiere decir que los que lloran experimentarán un cambio en el estado de mente, una nueva visión, una experiencia refrescante, alegría, aliento y nuevas fuerzas. Es una reconstrucción interna que llega al foco del problema, a la causa de la depresión.

La intervención de Dios es muy importante ya que solo Él puede llegar al fondo del corazón donde está el problema y revelar lo escondido durante años.

¿Le darías la oportunidad a Dios de ayudarte a salir de ese estado lamentable? Sigue leyendo las próximas entradas y sabrás más.