CÓMO ACTIVAR TU AUTORIDAD ESPIRITUAL

¡Por qué actuamos como derrotados por la vida cuando Dios nos ha dado toda autoridad para triunfar y salir victoriosos. Hay varias razones por las cuales no lo hacemos. ¿Cuáles son los obstáculos por los que no caminamos en autoridad espiritual?

1. A veces no sabemos quiénes somos.

Comencemos por nuestro ADN (DNA). Cuando conocimos a Jesús, Él cambió nuestra genética espiritual. Pasamos de ser hijos del diablo a hijos de Dios, participantes de su naturaleza. Somos lo que Dios dice que somos y todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Jesús dijo: «Toda autoridad me ha sido dada, por tanto…» Mateo 28:18-19 Él nos delegó autoridad, nos dio las llaves y el poder de atar y desatar.

2. A veces no sabemos que Satanás está derrotado.

No nos equivoquemos en este asunto. La Biblia no dice que Satanás es un león, él «anda como león rugiente» buscando a quien devorar. El león es carnívoro, así que Satanás anda buscando gente que ande en la carne para devorarlo. Cuando él huele carne, aparece. Pero cuando recordamos nuestros derechos de hijos y la derrota de Satanás en la Cruz, entonces podemos enfrentarlo con la verdad de su impotencia contra nosotros.

 «(Jesús) anuló el acta con los cargos que había contra nosotros y la eliminó clavándola en la cruz.  15 De esa manera, desarmó a los gobernantes y a las autoridades espirituales. Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz.»

Colosenses 2:14-15.

Satanás es como una serpiente sin colmillos, que puede intimidarnos, pero no matarnos.

3. A veces no sabemos que hemos sido perdonados.

La culpa puede paralizarnos. Si Satanás puede hacernos creer que Dios está enojado con nosotros, habrá ganado la batalla en tu mente. La verdad no es esa. Hemos sido total y completamente perdonados y aceptados por Dios. Él nos cambió la categoría de «pecadores» a «hijos e hijas». 

«Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y porque aún no les habían quitado la naturaleza pecaminosa. Entonces Dios les dio vida con Cristo al perdonar todos nuestros pecados.»  

Colosenses 2:13.

No solo hay que saberlo sino recibir el perdón por la fe y perdonarnos a nosotros mismos y a los demás.

4. A veces no sabemos cuál es nuestra herencia.

Somos herederos de Dios porque somos hijos. Esa es una prueba de nuestra identidad. Solo los parientes cercanos, como los hijos, heredan lo del padre.

Romanos 8:17 «Y, como somos sus hijos, también somos sus herederos. De hecho, somos herederos junto con Cristo de la gloria de Dios. Pero, si vamos a participar de su gloria, también debemos participar de su sufrimiento.»

Tenemos todo lo necesario para vivir en victoria y con su autoridad.

¡SOLO NOS FALTA ACTUAR CON AUTORIDAD!

 En base a lo anterior, cada vez que te enfrentes a un problema intimidante, a alguna persona que te quiera manipular, a alguna enfermedad o problema económico, a una disputa familiar, solo ve a tu cuarto o a algún lugar donde puedas estar solo/a y toma tu autoridad sobre toda situación en el Nombre de Jesús. Hazlo no una vez, sino tantas veces como sea necesario hasta que veas que la situación cambia para bien. Eso fortalecerá tu fe y te dará coraje para las futuras situaciones. ¡Adelante!

Deja un comentario