Cómo esperar en el Señor

Esperaremos a Dios.

“Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Lamentaciones‬ ‭3:22-24‬ ‭

Esperar es una tarea. Pareciera que no, que es algo pasivo, pero es todo lo contrario. A veces esperar requiere más energías que hacer un pozo o empujar un carro. Esto lo pueden decir los que esperan y esperan por años algo que tarda en llegar. Las energías se van desdibujando, y la desesperación llega.

Esperar requiere también de un aprendizaje. ¿Cómo puedo aprender a esperar en el Señor?

1. Recuerda siempre el amor de Dios.

El profeta Jeremías estaba confiando en las misericordias del Señor. La situación de la nación era muy complicada pero aún así el se dio cuenta que nunca fue tan grave como para terminar consumidos. La frase “nunca decayeron sus misericordias” es una luz la final del túnel. Dios nunca deja de tener misericordia, amor por ti. Eso lo demostró la enviar a Jesús a morir en la cruz por nosotros.

2. Disfruta el “hoy”.

Que la larga espera no haga que pierdas la alegría de la vida, sino que te concentres en lo bueno del hoy. Jeremías estaba viendo el amanecer, y eso significaba que estaba con vida. Suficiente para reconocer que era solo por la misericordia y la fidelidad de Dios. ¿Qué ha hecho hoy él por ti? Quizás la espera ha nublado tus ojos y estás concentrado solo en lo que deseas y no estás disfrutando de la vida. Hazlo ahora, disfruta de la misericordia y la fidelidad de Dios.

Esperar es un trabajo

3. Que Él sea tu contentamiento.

“Mi porción es Jehová” significa que me ha tocado lo mejor, la parte especial, lo distinguido. Lo demás no tiene comparación frente a tener la compañía, la presencia de Dios a mi lado. El me da las fuerzas para esperar.

4 Escucha tu corazón

Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.”

Jeremías escuchaba su alma, ella le hablaba desde las convicciones más profundas. Si eres creyente en Dios, Él vive en tu corazón. Desde allí puede hablarte y decirte que sigas esperando porque Dios nunca defrauda a los que en El esperan. Deseo de todo corazón que Dios responda todas tus oraciones y que aprendas a conocerlo más mientras esperas. Amén!!

Deja un comentario