¡NECESITO ALGO DE PAZ!

La paz no es solo un deseo, es una necesidad. Nuestro organismo está diseñado para vivir en equilibrio y funciona perfecto cuando hay armonía y tranquilidad. SI no hay paz, el cuerpo lo siente y reacciona negativamente.

A veces pensamos que cuando se terminen los problemas tendremos un tiempo de paz. Pero eso no es mas que una ilusión. Siempre habrá problemas que atender. En este mundo se relaciona la paz total con la muerte, por eso se escribe en las lápidas de los fallecidos: QEPD

Pero, tendríamos que esperar hasta la muerte para descansar en paz? Yo no creo que eso sea así. Jesus nos dijo que él vino para que tengamos vida abundante y yo no me quiero conformar con menos.

EL CAMINO DE LA PAZ

Cuando el apóstol Pablo describió la conducta de los hombres de su tiempo (recordemos que él estuvo preso en una cárcel romana) dijo en su carta a los creyentes de Roma:

“Esta gente no conoce el camino de la paz”. Romanos 3:17

Todos sabemos lo que es un camino, una senda: es el medio que nos lleva de un punto a otro, pero en la Biblia también significa un modo de conducirse, una manera de vivir.

Cómo podemos llegar a tener esa paz que estamos buscando?

Miremos un pasaje de la Biblia que nos puede ayudar:

“Alégrense siempre en el Señor. Lo digo de nuevo: ¡Alégrense! Que todos sepan que ustedes son amables y gentiles. El Señor está cerca. No se preocupen por nada, más bien pídanle al Señor lo que necesiten y agradézcanle siempre. La paz de Dios hará guardia sobre todos sus pensamientos y sentimientos porque ustedes pertenecen a Jesucristo. Su paz lo puede hacer mucho mejor que nuestra mente humana.” Filipenses 4:4-7

El camino de la paz se transita paso a paso

PASO 1: UN CORAZON EN PAZ ES UN CORAZON ALEGRE

“Alégrense siempre en el Señor.” Filipenses 4:4

Este mundo no nos da muchos motivos de alegría. Luchamos desde que nacemos hasta que morimos. Hasta Jesus dijo que en el mundo tendríamos aflicción, y que cada día traería su propio problema. La búsqueda de la alegría, de la felicidad es un gasto de energía muy grande en todas las personas y muchos dejan este mundo sin haber experimentado un poco de paz.

La Biblia nos anima a estar alegres siempre. Pero eso es posible? Hay quien dice que la alegría no puede ser continua sino que solo hay momentos alegres. Bueno, hay una manera de estar alegres siempre: estar conectado siempre a la fuente: el Señor.

Cuando nos relacionamos con la persona correcta eso nos cambia el humor. Jesus no está nunca de mal humor, ÉL es principe de paz y ya sabemos que uno termina pareciéndose a la persona con la que pasa mas tiempo.

Recuerde el tiempo cuando estaba enamorado. No importaba la situación, lo que uno quería era estar con la persona amada y eso solamente ya traía alegría al corazón. Escuchar su voz, reírse juntos de cosas insignificantes, compartir la comida, los proyectos, era toda una gloria, no es verdad?

Yo creo que la religión le ha quitado la alegría a la gente. Siento que cuando hablo de encontrar alegría en el Señor a mucho se les hace difícil relacionar alegría con Dios. Pero Jesús nunca quiso traer una religión sino una relación vibrante y emocionante con Él. ¿La tienes, la has experimentado?

PASO 2: UN CORAZON EN PAZ ESTA LLENO DE AMABILIDAD Y de GENTILEZA

Los problemas de la vida nos pueden volver amargados y resentidos, pueden cambiar nuestro carácter.

Pero cuando nuestro corazón está lleno de la alegría de Dios, todo cambia. Ya no nos concentramos en nuestra amargura, sino que empezamos a mirar alrededor con ganas de amar a la gente, de ayudarla.

San Pablo decía: “Que todos sepan que ustedes son amables y gentiles.”

¿Por qué cosas te conocen en tu casa, en tu trabajo, en tu barrio?

La palabra “amables” significa que va un poco más allá de lo estricto de la ley. No es una persona rígida con otros, sino que siempre está dispuesta a comprender, a tener compasión, a pasar por alto la ofensa.

Un día le llevaron a Jesús una mujer sorprendida con alguien que no era su marido. Estaba cometiendo un pecado mortal. La ley de los judíos decía que había que matar a esa mujer. Si Jesús lo hubiera hecho, hubiera estado haciendo algo legal. Pero el fue un poco más allá de la ley y tuvo compasión de ella. No la condenó por su pecado y la dejó libre.

¿Saben qué creo? Que la persona que actúa con amor y misericordia es una persona feliz, y vive en paz. ¿No es cierto?

PASO 3: UN CORAZÓN EN PAZ SABE QUE EL SEÑOR SIEMPRE ESTÁ CERCA

EN todo lo que hagas, tu amigo Jesús está cerca. Una vez Él dijo: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

Cuando estás alegre él está cerca. Cuando estás triste, él está cerca. Cuando duermes, él está cerca. Cuando despiertas, él está cerca.

Cuando Pablo nos recuerda que el Señor está cerca, también nos quiere advertir que ya pronto regresa el Señor. Eso significa que nuestra vida aquí tiene los días contados. ¿Por qué no aprovechar los años que tenemos por delante para vivir de la mejor manera posible? Cuando somos conscientes de que pronto tendremos que dejar este mundo, la muerte nos da la verdadera dimensión de la vida. Vive hoy, ama hoy, agradece hoy, ayuda a otros hoy, perdona hoy, da hoy, anímate hoy, mañana puede ser tarde porque Jesús ya está a las puertas.

PASO 4: UN CORAZON EN PAZ ALEJA LA PREOCUPACIÓN POR LA ORACION Y LA GRATITUD

El cuarto paso nos dice: “No se preocupen por nada, oren por todo y sean agradecidos” ¿Es posible no estar preocupado por nada? Sí, si se ora por todo. No dejes nada sin orar. SI algo va a suceder, sucederá a través de la oración. Noten que San Pablo nos quiere sacar del foco de la preocupación a enfocarnos en la oración.

SAN PEDRO dijo:

“Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.” 1 Pedro 5:7 NTV

¡Pobres los que no tienen este recurso! Están siempre preocupados y como sin salida.

Miren lo que dijo otro apóstol, Santiago:

“Ustedes desean las cosas pero no las consiguen. Su envidia puede llegar hasta el extremo de matar y aun así no consiguen lo que quieren. Por eso discuten y pelean. No consiguen lo que quieren porque no se lo piden a Dios.” Santiago 4:2 PDT

Pero si hay algo peor que amargarse por lo que no se tiene es ser desagradecido por lo que se tiene. La gratitud nos hace bien a nosotros. Miles de bendiciones nos ocurren todos los días y deberíamos investigarlas para ser agradecidos. Un plato de comida puede ser algo común para algunos pero para otros puede ser un tesoro difícil de alcanzar. Dormir en una cama caliente y limpia puede pasar como algo normal para unos, pero para el que duerme en las plazas, puede ser una bendición que no han podido alcanzar.

La buena salud es un don precioso que muchos quisieran tener pero también muchos que la tienen no la agradecen.

Cuando pedimos a Dios con una actitud de agradecimiento, se produce el milagro de la paz en nuestros corazones. Dependencia y gratitud obran milagros.

En resumen, llena de alegría tu corazón acercándote al Señor cada vez mas.

Segundo, se amable y gentil con los demás, que te conozcan por tu compasión y bondad.

Tercero, se consciente de la cercanía del Señor y que Él vuelve pronto.

Cuarto, no te preocupes por nada y ora por todo con gratitud.

VEAMOS LOS RESULTADOS DE ANDAR ESTE CAMINO DE LA PAZ

FILIPENSES 4:7 nos dice: “La paz de Dios hará guardia sobre todos sus pensamientos y sentimientos porque ustedes pertenecen a Jesucristo. Su paz lo puede hacer mucho mejor que nuestra mente humana.”

¿No estás cansado, cansada de hacer esfuerzos mentales y emocionales para lograr mantenerte aunque sea unos minutos en paz? Pero ni bien lo lograste, te preparaste ese té que te gusta, te apartaste a tu lugar favorito para disfrutarlo, y de repente ahí están otra vez esos pensamientos de peligro, de dolor, que vuelven otra vez y te generan tanta impotencia. Vienen sin que podamos detenerlos. Parecemos impotentes ante ellos. No los podemos evitar.

Pero, hay buenas noticias, ¡La paz de Dios montará guardia sobre nuestros pensamientos y sentimientos, no dejando pasar ninguno de aquellos que antes nos perturbaban.

San Pablo sabía de guardias armados porque convivía en la celda con ellos. Los soldados romanos eran inflexibles cuando estaban de guardia. La orden era custodiar que nadie entrara bajo pena de perder su vida si lo hacían.

Cuando los pensamientos negativos, de fracaso, de muerte, de dolor quieran venir otra vez, se van a encontrar con una guardia real puesta por Dios. SU PAZ. Esa paz no dejará pasar otra vez esos pensamientos. No habrá manera de que pasen. Gloria a Dios!

LA PAZ DE DIOS SERÁ UN GUARDIA SOBRE PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS PORQUE SOMOS DE JESUCRISTO. Como hijos del rey, tenemos el privilegio de ser guardados y custodiados por una guardia real.

LA PAZ DE DIOS PUEDE MAS QUE NUESTROS ESFUERZOS MENTALES POR LOGRARLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s