Escuela de vida: Cómo controlar mi percepción de la realidad.

LA PERCEPCIÓN

La percepción es un proceso de toma de información del exterior para organizarla de forma significativa en nuestro interior y así aprender del mundo que nos rodea.

Siempre estamos percibiendo lo que nos pasa. Es un proceso automático de nuestra mente, pero cuando le prestamos atención a la manera cómo percibimos lo que nos pasa, aprendemos de nosotros mismos para corregir esa manera si es necesario.

Este artículo trata de explicar lo que hacemos automáticamente sin darnos cuenta conscientemente.

PROCESOS DE ORGANIZACIÓN INTERIOR

Nuestra mente selecciona, organiza e interpreta la información captada por nuestros sentidos y por el ambiente que nos rodea. Según lo que percibimos, nuestros sentidos crean sensaciones y éstas crean estados de ánimo.

La percepción, entonces, no es la realidad, sino la manera en que vemos nuestra realidad.

Las sensaciones resultantes de la percepción pueden ser reales o irreales. Pero ¿cómo saber si es una u otra?

Para eso deberíamos tener parámetros o una guía que nos indique si las sensaciones son correctas o equivocadas.

Para mayor claridad, veamos cómo actúa nuestra mente por medio de estos gráficos.

En este primer gráfico vemos seis figuras desordenadas. Lo que percibimos es eso. Seis figuras sobre un fondo color blanco.

En este gráfico las figuras están ordenadas de forma simétrica y ya nuestra mente las organiza de tal manera que vemos dos triángulos y tres círculos. Parece que hay un triángulo de líneas negras y tres círculos y encima de éstos un triángulo sin líneas. ¿Es real esto? No. No hay triángulos. Nuestra mente los genera para organizarlos.

Como ejemplo de selección, veamos el siguiente gráfico.

Aquí vemos muchos números revueltos y una figura que parece un árbol con frutas y hojas. Si nos concentramos buscamos el número seis, el cerebro lo encontrará y lo enfocará y todo lo demás se vuelve fondo.

Veamos ahora el árbol con frutos y hojas. Si lo encontraste, tu cerebro hace lo siguiente: La mente lo destaca y lo separa del fondo.

Luego lo rodea con un contorno

Finalmente lo define y lo hace notorio.

Una mujer salía del supermercado y escuchó un ruido fuerte como si fuera un disparo. Inmediatamente sintió un golpe en la cabeza y pensó que el disparo le había dado a ella. Se llevó la mano a la parte de atrás de la cabeza y percibió algo blando que ella pensó que era su cerebro salíendose. Subió a su auto y llorando pensó que se moría. Un policía observó la escena y se acercó a ver qué pasaba. La mujer le dijo que le habían disparado y que estaba sosteniendo su cerebro con la mano. Cuando el policía la revisó vio que lo que había sucedido es que cerca de ella había explotado una lata de choclos y una parte le había llegado a la cabeza. Lo que ella percibió le produjo un montón de sensaciones negativas que ella sentía como verdad. Pero la verdad era otra.

FRASES QUE SE DICEN CON RESPECTO A LA VERDAD

Nadie tiene la verdad, La única verdad es la realidad, Mi verdad es la única que escucho.

Jesús dijo: “yo soy la verdad”. Cuando recurrimos al Señor, él nos puede mostrar lo que verdaderamente es la realidad de lo que nos pasa. ¿Cómo lo hace? Por medio del Espíritu Santo que está en nosotros.

Jesús nos aseguró que el Espíritu Santo nos guiaría a toda verdad. El Espíritu santo hace que prestemos atención a las sensaciones que me producen algunos acontecimientos. Luego el Espíritu Santo nos estimula la memoria para que recordemos las sensaciones similares que tuvimos en el pasado. Por último, nos revela la verdad con una nueva sensación, la de la seguridad de que Dios está en el control de todo.

Todos sabemos que esto es una lucha interior, pero hay maneras de vencer y eso lo veremos en el próximo encuentro de la Escuela de vida.

Deja un comentario