Cómo ordenar toda tu vida

woman-3441018_1280

Génesis 1:1-13   En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2  Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3  Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4  Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. 5  Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día. 6  Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. 7  E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. 8  Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. 9  Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. 10  Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. 11  Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. 12  Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno. 13  Y fue la tarde y la mañana el día tercero. 

 El orden es una facultad de Dios que ÉL quiere dar a los hombres.

  1. DIOS DISEÑÓ EL ORDEN DE TODO

El hombre tiene un diseño y un orden, la mujer tiene un diseño y un orden, la familia fue diseñada con un orden, los hijos, el trabajo, el dinero, el destino y llamado de cada uno, tiene un diseño y un orden.

  1. ALGO TRAJO EL DESORDEN

El desorden está ligado siempre a actividad demoníaca. Desorden, caos, tinieblas, oscuridad, vacío. Generalmente el vacío espiritual, la falta de llenura y la guía del Espíritu, trae el cáos.

  1. EL ESPÍRITU SANTO ESTABA ACTIVANDO EL ORDEN

Para poner orden en tu vida, hay que ser sensible al mover del Espíritu. Él siempre va a tender hacia el orden de las cosas. Déjate guiar por Él creyendo que puede hacerlo y lo verás obrar milagrosamente en tu vida.

AHORA: ¡A PONERSE EN ACCIÓN!

PRIMER ACTO: TRAER LA LUZ

Dios dijo: “sea la luz”.  Lo primero es pedir a Dios que ilumine la situación con su luz. Hay que poner un foco sobre el problema y su origen.

¿Tengo un desorden momentáneo o soy desordenado como una parte de mi carácter?

¿Tuve alguien que me enseñara el orden? ¿Crecí y me moví en el desorden siempre?

SEGUNDO ACTO: SEPARAR LAS AGUAS DE LAS AGUAS

Dijo Dios: “Haya una separación entre las aguas de abajo y las aguas de arriba”.

La luz trae separación entre lo terrenal, lo diabólico y lo Celestial.

¿Esto es de Dios o no? Si no es de Dios, hay que quitarlo y poner distancia de lo que es terrenal, humano o diabólico con lo que es del Cielo.

TERCER ACTO: DESCUBRIR LA TIERRA

Dijo Dios: “Bajen las aguas y que se descubra la tierra seca”.

La tierra estaba allí, pero estaba tapada por el desorden. Las aguas deben bajar como en una inundación. El agua puede estropear todo y tiene una fuerza de destrucción colosal.

Hay que empezar a liberar el potencial del orden. La tierra representa la materia prima del fruto y de la abundancia.

CUARTO ACTO: PRODUCIR FRUTO.

El potencial que estaba debajo del desorden se empieza a ver al bajar las aguas del cáos y las tinieblas. El potencial empieza a dar frutos.

El orden trae como resultado concentración, ya que al empezar a tener luz sobre el problema de desorden, ya no hay confusión ni frustración. Hay una nueva esperanza. Todo esto trae fructificación, y abundancia.

QUINTO ACTO: TOMAR AUTORIDAD SOBRE LA SITUACIÓN.

Dijo Dios: “Vamos a crear al hombre a nuestra imagen y semejanza para que sea señor de la creación”.

Al principio reinaba el caos, al final el hombre tuvo autoridad sobre todas las cosas.

Ese es el destino del hombre sobre la tierra: señorear sobre todo lo que Dios creó en lo natural y en lo espiritual.

RECUERDA ESTAS CINCO COSAS:

a. Pedir a Dios que alumbre con su luz el problema que estoy pasando.

b. Separar lo humano, terrenal y diabólico de lo Celestial. Lo que no es de Dios no lo quiero.

c. Pedir que las aguas bajen para que se descubra lo que estaba tapado por del desorden.

d. Empezar a dar fruto en abundancia.

e. Pasar de ser esclavo de la situación a ser señor de la situación en el Nombre de Jesús.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s