No pongas tu seguridad en las personas.

Diapositiva2

Todos alguna vez hemos sido defraudados por alguna persona. Y todos alguna vez hemos defraudado a otros. Somos así. Parece que el destino de la humanidad es ser desilusionado por otras personas en las que hemos confiado.

Hay algunas frases que decimos y que refuerzan nuestra idea falsa de que hay personas que no me van a fallar:

  1. “Pongo las manos en el fuego por el/ella”

Esta frase se remonta a un ritual muy antiguo de los países nórdicos, donde una persona era juzgada por algún hecho sospechoso. Le hacían poner las manos sobre fuego y si salía sin quemaduras, era porque Dios lo consideraba inocente. Si salía muy quemado, era porque Dios lo consideraba culpable.

¿Cuántos se han quemado bastante alguna vez por poner las manos en el fuego por otra persona?

  1. “Es mi amigo/a (hijo, esposo/a, madre, padre, etc.), nunca me fallaría”

Esto simplemente no es verdad. La historia indica que hasta Jesús sufrió el abandono de aquellos que hasta unos días antes, él había llamado amigos.

¿Te falló algún amigo alguna vez? Levanten la mano quemada si es así.

  1. “Quiero alguien que me haga feliz, que me haga reír”

Bueno, aquí te recomendamos que te compres un video de Carlitos Balá o de Moldavsky, pero no esperes que alguna persona te haga feliz y te haga reír toda la vida. Esa es una carga muy pesada para esa persona y muchas veces te pueden hacer llorar y mucho.

Jeremías 17:5-6  Esto dice el SEÑOR: «Malditos son los que ponen su confianza en simples seres humanos, que se apoyan en la fuerza humana y apartan el corazón del SEÑOR.  6  Son como los arbustos raquíticos del desierto, sin esperanza para el futuro. Vivirán en lugares desolados, en tierra despoblada y salada.  NTV

Varios puntos para considerar aquí:

  1. CONFIAR EN LAS PERSONAS PUEDE SER UNA MALDICIÓN.

Dios dice que es una catástrofe poner nuestra confianza en las personas porque son simples seres humanos y fallan. Es un camino de ida sin retorno. Te van a fallar. La mayoría lo hace. Hay excepciones, pero son eso: excepciones.

 2. APARTAR EL CORAZÓN DEL SEÑOR PUEDE SER UNA MALDICIÓN.

Confiar en las personas en vez del Señor, es un fracaso seguro. Dios es fiel, su fidelidad perdura para siempre. Es el único fiel.

CONSECUENCIAS DE CONFIAR EN LAS PERSONAS PARA TU SEGURIDAD.

FALTA DE ESPERANZA

“Son como arbustos raquíticos del desierto”. Esta figura representa la soledad, la sequía que deja hacer depender nuestra confianza en las personas. Esta experiencia es desoladora, te quita las ganas de vivir, el alimento no te hace efecto y te vas enfermando. Al final, perdés la confianza en todos y ya no tenés esperanza.

AISLAMIENTO

“Vivirán en lugares desolados”. La persona engañada, desilusionada, tiende a aislarse de los demás para no volver a sufrir. Está en carne viva y todo la lastima. Saca las púas cómo un puerco espín y todo el que se acerca a él/ella, termina lastimado.

FALTA DE FRUTO

“en tierra despoblada y salada.” En su corazón, la persona se va a vivir a otro lado donde no haya nadie cerca. Cuando la persona se aísla, pierde las ganas de vivir y todo lo que siembra no produce fruto porque esa tierra está salada, infructuosa por la amargura y la falta de perdón.

¿ENTONCES NO CONFÍO MÁS EN NADIE?

No decimos eso. Hay personas maravillosas que te van a bendecir, te van ha motivar a creer en la humanidad, te van a ministrar. Pero nunca pongas expectativas tan altas en esa persona porque simplemente pueden fallar. Si haces así, cuando te falle, estarás preparado/a porque ya sabías que podía fallar y estarás preparado/a para perdonar porque todos fallamos alguna vez.

Lo mismo debes hacer con personas que han puesto confianza ciega en vos. Deciles: “gracias por confiar en mí. Espero no fallarte, haré lo posible por no fallarte, confío que Dios me sostendrá con fidelidad, pero si lo hago, espero que me perdones porque soy simplemente humano”

TU CONFIANZA DEBE ESTAR EN AQUEL QUE NUNCA FALLA: DIOS

No te apartes de Aquel que te ama con amor eterno, su misericordia es para siempre y su verdad por todas las generaciones. Nunca miente, nunca te abandona, cumple lo que promete y es fiel aún cuando nosotros no lo somos con Él.

Mira lo que dice la Biblia de los que confían en Dios para su seguridad:

Jeremías 17:7  »Pero benditos son los que confían en el SEÑOR y han hecho que el SEÑOR sea su esperanza y confianza.  8  Son como árboles plantados junto a la ribera de un río con raíces que se hunden en las aguas. A esos árboles no les afecta el calor ni temen los largos meses de sequía. Sus hojas están siempre verdes y nunca dejan de producir fruto.

No te apoyes en la fuerza humana para no salir lastimado y entres a tierra de maldición.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s