IPA2018 Taller 2 ¿Dónde se siembra la semilla?

 

Diapositiva2

  1. Dios siembra su semilla en el corazón.

Dios siembra su semilla, la semilla de la Palabra en nuestros corazones. La semilla es espiritual, por lo tanto, no se siembra en el cerebro, en el órgano cerebral, ni en el órgano cardíaco, el corazón de carne que bombea sangre, sino en la parte más interior de nuestro ser. A esa parte, la Biblia le llama el corazón.

Lucas 8:11-12  Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios. 12  Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

Cuando Dios pone su Palabra en nuestros corazones, está cumpliendo con un pacto de muchos años atrás:

Hebreos 10:16 «Este es el pacto que haré con mi pueblo en el futuro, dice el Señor. Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente».

Notemos que la Palabra primero tiene que ser sembrada en el corazón para que después la mente puede leerla. Cuando la Palabra se trata de razonar con la mente, se vuelve infructuosa, porque primero se tiene que recibir en el corazón. Recibimos la Palabra con nuestros sentidos físicos, pero se deposita en nuestro corazón.

Diapositiva3

  1. Satanás también siembra su semilla en el corazón.

Satanás está atento a las personas que han sido sembradas por Dios. Inmediatamente el diablo también siembra su semilla. Básicamente él pone tres clases de semillas.

  1. Las preocupaciones de la vida.
  2. El engaño de las riquezas
  3. El deseo de tener cosas.

Marcos 4:18 Unos son como la semilla que se sembró entre espinos. Oyen el mensaje, 19 pero las preocupaciones de esta vida, el engaño de las riquezas y los deseos de tener cosas ahogan el mensaje y se vuelven estériles.

La preciosa semilla de Dios es ahogada por preocupaciones, ilusiones engañosas y deseos de cosas materiales, y se vuelve sin fruto.

Observemos que estas tres cosas son básicamente las que ocupan la mente de casi todas las personas en el planeta.

Preocupaciones de la vida.

¿Cuáles son? Innumerables:

Qué comer, con qué comer, qué vestir, con qué plata, conseguir trabajo, perder el trabajo, estudiar y recibirme de algo, conseguir trabajo de lo que me recibí, un problema de salud, un tratamiento prolongado, la relación con mis padres, perder a mis padres, conseguir un ascenso, perder el ascenso, conseguir mi pareja, divorciarme de mi pareja, la llegada de un hijo, la enfermedad de mi hijo, no poder tener hijos, quedar embarazada, no quedar embarazada, tener un auto, que se rompa el auto, no poder pagar el auto, etc.,etc., etc.

El engaño de las riquezas.

Ir detrás de las riquezas es una empresa que te puede quitar la vida. La raíz de todos los males es el amor al dinero. El dinero no es malo, Dios sabe que lo necesitamos, el problema es el amor al dinero, es cuando el dinero te tiene a vos, y no vos al dinero. Es cuando trabajas para el dinero en vez de que el dinero trabaje para vos. El amor al dinero todo lo ensucia, lo corrompe, y encima nunca es seguro que siempre estará con nosotros. Hay innumerables maneras de perder todo tu dinero de un momento para otro.

El deseo de tener cosas.

Una vida basada en tener cosas es una vida vacía, porque cuando ya has conseguido las cosas que querías, ya no hay motivo por el cual vivir. Solo te quedan las cosas por las que has trabajado toda la vida y no has disfrutado de lo que verdaderamente tiene valor.

Si los seres humanos desaparecieran de repente del planeta, solo quedarían las cosas, y las cosas sin la humanidad, no tienen valor alguno.

Estas tres cosas ahogan la palabra de Dios para que no lleve el fruto de vida para la que fue sembrada.

  1. LA LUCHA DE LA CARNE Y EL ESPÍRITU

Un corazón que ha recibido la semilla de Satanás es un corazón corrupto y malvado. La Biblia le llama a este corazón malvado “la carne”. Cuando Satanás siembra la semilla en el corazón, ésta causa el deseo de concebir y luego se concibe el pecado que trae la muerte.

La carne sembrada con semillas de Satanás produce el fruto de la semilla sembrada:

Gálatas 5:19-21 Está muy claro que las cosas que hace nuestra naturaleza carnal son: inmoralidad sexual, impureza, descontrol, 20 idolatría, participar en brujerías, odio, discordia, celos, iras, rivalidades, peleas, divisiones, 21 envidias, borracheras, parrandas y otras cosas parecidas. Ya les advertí contra eso y ahora les vuelvo a decir lo mismo, que todos los que hacen eso no tendrán parte en el reino de Dios.

Un corazón lleno de la Palabra de Dios que es la semilla de vida, se llama “espíritu”. El fruto del Espíritu es producido por la misma especie de semilla que fue sembrada:

Gálatas 5:22 En cambio, el Espíritu produce amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No existe ninguna ley en contra de esas cosas.

El espíritu y la carne están en constante oposición y va a ganar aquel a quien yo más alimento.

Gálatas 5:16 Por eso les doy este consejo: dejen que el Espíritu guíe su vida y no complazcan los deseos perversos de su naturaleza carnal. 17 Nuestra naturaleza carnal desea lo que está en contra del Espíritu y el Espíritu desea lo que está en contra de la naturaleza carnal. Los dos se oponen. Por eso resulta que ustedes no están haciendo lo que realmente quieren,

Gálatas 6:7 No se engañen ustedes mismos, porque de Dios no se burla nadie. Uno cosecha lo que siembra. 8 Quienes siembran únicamente para complacerse a sí mismos sólo cosecharán de ello la destrucción. Pero el que siembra para agradar al Espíritu, cosechará la vida eterna.

CONCLUSION

¿Cuántas veces te has dado cuenta de que Satanás está sembrando dudas sobre tu vida espiritual, sobre si vale la pena seguir asistiendo a la iglesia, sembrando chismes en contra de los hermanos?

¿Has sabido distinguir de dónde viene esa semilla?

Pensamientos negativos suelen venir del sembrador de maldad.

Orar por discernimiento para saber de dónde viene la semilla que se está tratando de sembrar en el corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s